Es conveniente cepillarse los dientes y utilizar hilo dental después de cada comida, pero sobre todo antes de irse a dormir ya que al disminuir la actividad bucal se produce un aumento en la producción de bacterias. Un cepillado correcto y eficaz ayuda a prevenir muchos problemas bucales.


Elija siempre un cepillo adecuado a su boca, su dentista le puede aconsejar el más indicado y no deje de renovarlo cada tres meses.


Es importante que, por lo menos una vez al año, visite a su dentista.


El acudir periódicamente a la consulta dental es la única forma de poder detectar precozmente las caries, los problemas de encías u otras patologías.